martes, junio 09, 2009

LA CAÍDA DE ASGARD

Al final un poco de color hacía falta.






Bueno, ni que decir tiene que Thor es uno de mis personajes favoritos. Ya no sólo porque sea un morlaco de 180 kg o más, ni porque sea tremendamente poderoso, si no por su toque añejo, su manera de hablar casi recitando.

Es especial leerte un cómic donde a Thor le dibujan ya no sólo bien, si no creíble, cuando no resulta cómico ver a un tipo así, vestido de esa manera hablando en castellano antiguo.
Se que la mitología nórdica es fascinante pero la adaptación que están haciendo de ella ahora en "la casa de las ideas" me gusta bastante, espero que no la caguen con el paso de los números.

Lo nórdico me despide un aire de nostalgia y de cercanía que me es difícil de explicar, así que me es más sencillo dibujarlo. Me gustaría hacer un homenaje al nuevo traje de Thor y al estupendo trabajo de Olivier Coipel al mando de esta colección.